Inicio Canada Calgary Residentes permanentes en el limbo esperando inmigrar a Canadá

Residentes permanentes en el limbo esperando inmigrar a Canadá

191
0
Residentes permanentes en el limbo esperando inmigrar a Canadá
Sameer Masih, a la izquierda, y su familia vendieron la mayoría de sus pertenencias hace varios meses mientras se preparaban para mudarse de India a Canadá.

A fines del mes pasado, el gobierno federal levantó algunas restricciones de COVID-19, permitiendo que cualquier persona con un COPR válido ingrese a Canadá, pero eso no ayudó a muchos residentes permanentes que se encuentran en el limbo.

Aashray Kovi actualiza su correo electrónico varias veces al día con la esperanza de recibir buenas noticias de los funcionarios de inmigración canadienses.

El programador informático de 28 años que vive en Bangalore, India, es uno de los aproximadamente 23.000 inmigrantes aspirantes con documentos vencidos o que pronto vencerán esperando para ingresar a Canadá.

“Es realmente deprimente para todos nosotros”, confesó Kovi, quien planea establecerse en Ottawa pero no puede viajar porque su documento de confirmación de residencia permanente (COPR) expiró a principios de junio, antes de que se levantaran las restricciones de viaje.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London .

A pesar de haber comenzado el proceso de inmigración en 2018, Kovi dice que nunca ha tenido problemas para obtener respuestas claras del gobierno hasta este momento. Indicó que ha estado enviando correos electrónicos y llamando durante semanas, esperando que se vuelvan a emitir los documentos, pero no ha tenido suerte en obtener una respuesta sobre cuándo puede esperar llegar a Ottawa.

“Si tuviera una mejor comunicación, podría esperar hasta 2022, pero esto está poniendo mi vida en el limbo”, añadió.

Sameer Masih, su esposa y su hijo están igualmente atrapados en un apartamento casi vacío en Nueva Delhi, siete meses después de que obtuvieron sus aprobaciones iniciales y comenzaron a vender sus pertenencias.

“De hecho, estoy sobreviviendo con una configuración mínima”, aseveró Masih. Y agregó que la espera le costó un trabajo en la oficina de Toronto de su empleador.

‘Es difícil para mi familia’

Sophie Ballesteros, de Barcelona, ​​tenía un trabajo reservado en Halifax y su esposo, Carlos, renunció al suyo en enero para prepararse para mudarse a Canadá. El retraso ha sido devastador para la pareja, que inició su proceso migratorio en noviembre de 2019.

Carlos indicó que dejó su trabajo porque la invitación a la residencia permanente le expresaba que pusiera sus asuntos en orden, y sintió que tenía solo una cierta cantidad de tiempo para inmigrar o de lo contrario perdería su sueño de mudarse a Canadá.

Sus documentos COPR también expiraron en junio y aún no se sabe cuándo se renovarán.

La única comunicación que han recibido del gobierno fue en marzo, cuando un correo electrónico genérico les informó que se había recibido una comunicación anterior suya y que tendrían que seguir esperando.

Sophie indicó que está luchando por sumergirse en su nuevo trabajo de marketing digital en Canadá mientras se queda físicamente en Barcelona, ​​y también trata de encontrar un preescolar para su hija de cuatro años.

Un portavoz del ministro de Inmigración, Marco Mendicino, reconoció que la migración global ha sido una molestia para muchas personas y que los funcionarios están trabajando para ayudar a los titulares de la residencia permanente en el país.

“Sabemos que estas interrupciones han tenido un impacto significativo en muchas personas que esperan comenzar una nueva vida en Canadá, y les agradecemos su paciencia en este momento difícil”, enunció Alexander Cohen en un comunicado.

Patrón de retención

El abogado de inmigración Kyle Hyndman, en Vancouver, estima que más de la mitad de los que tienen documentos COPR vencidos son trabajadores calificados que fueron elegidos “para contribuir al mercado laboral canadiense”.

Añadió que la comunicación del gobierno federal ha sido confusa. Aseveró que enviar documentos que caducarían a los residentes entrantes, con instrucciones para poner sus asuntos en orden, creó una sensación de trabajo contrarreloj.

Cohen planteó que la pandemia ha afectado significativamente los tiempos de procesamiento de inmigración y que el gobierno se pondrá en contacto con personas con documentos vencidos en las “semanas y meses venideros”.

Canadá permitió 184.000 inmigrantes el año pasado, la menor cantidad desde 1998, en comparación con 341.000 en 2019. El gobierno tiene como objetivo impulsar la inmigración con 400.000 nuevos residentes por año durante los próximos tres años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here