Inicio Latinoamerica Cuba Trudeau da marcha atrás y condena violenta represión cubana

Trudeau da marcha atrás y condena violenta represión cubana

104
0
Trudeau da marcha atrás y condena violenta represión cubana
El primer ministro, Justin Trudeau, cambió hoy su tono y dijo por primera vez que las protestas en Cuba eran una demanda política de libertad y democracia, y no impulsadas por quejas sobre escasez de bienes materiales.

El primer ministro, Justin Trudeau, condenó el uso de la violencia por parte de las autoridades cubanas para silenciar las protestas que han estallado en el país en los últimos días.

También reconoció por primera vez que las protestas eran una demanda política de libertad y democracia, y no solo impulsadas por quejas sobre escasez de bienes materiales.

“Estamos profundamente preocupados por la violenta represión de las protestas por parte del régimen cubano. Condenamos los arrestos y la represión por parte de las autoridades de una manifestación pacífica”, anunció en un acto público en Montreal.

“Estamos, como siempre lo haremos, con el pueblo de Cuba que quiere y merece la democracia, la libertad y el respeto”, añadió.

Una declaración inicial del gobierno había pedido a “todas las partes que actúen con moderación y alientaba a todas las partes involucradas en la crisis a participar en un diálogo pacífico e inclusivo”.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London .

Esa declaración no hizo mención a la democracia y no condenó el uso de la fuerza por parte del gobierno para disolver manifestaciones.

Presentó la crisis en Cuba como un problema relacionado con COVID vinculado a la escasez de alimentos y medicinas, haciéndose eco del giro que el Partido Comunista de Cuba dio a los acontecimientos.

O’Toole llama a otras partes

El cambio de rumbo de Trudeau se produce cuando su partido se prepara para las elecciones y los conservadores adoptan una posición que apoya sin ambigüedades a los manifestantes en Cuba.

Antes de que Trudeau hablara hoy, el líder conservador Erin O’Toole, acusó a “los líderes de los partidos políticos de izquierda de Canadá” de indiferencia hacia la difícil situación de los cubanos.

“Estos valientes cubanos se enfrentan a la brutal represión del régimen comunista mientras reclaman las libertades democráticas básicas que disfrutamos en Canadá, y al supuesto liderazgo político en Canadá parece no importarle”, escribió.

“Condeno las acciones del régimen comunista en Cuba y pido a Justin Trudeau, Jagmeet Singh, Yves-François Blanchet y Annamie Paul que hagan lo mismo”, agregó.

‘Buen primer paso’

Las declaraciones de Trudeau fueron “un buen primer paso”, indicó el activista cubano-canadiense Ernesto Pérez Alfonso, un ingeniero de software de Toronto que llegó a Canadá hace 12 años a través del Programa de Trabajadores Calificados. “No es suficiente, pero por ahora, es lo mejor que podemos conseguir”.

“Desde noviembre del año pasado ha habido una serie de violaciones a los derechos humanos, sobre todo dirigidas a artistas como el Movimiento San Isidro y el movimiento 27 de enero. Pero no ha habido ninguna condena del gobierno de Canadá, hasta hoy, sobre estas violaciones”.

Esos dos grupos se formaron para protestar contra el Decreto 349 de Cuba, que requiere que los artistas reciban permisos del gobierno antes de producir arte. Tras una rara protesta frente al Ministerio de Cultura el 27 de enero, varias personas fueron detenidas, acosadas o interrogadas. El gobierno cubano los denunció como “mercenarios”.

El NDP se hace eco de las líneas del gobierno cubano

Pérez Alfonso sostuvo que, si bien el gobierno de Trudeau ha mejorado su postura pública, el NDP se ajusta más a la línea promovida por el régimen cubano.

Una declaración del crítico de asuntos exteriores del NDP, Jack Harris, habló principalmente sobre el fin del embargo estadounidense a Cuba.

Las opiniones sobre el bloqueo están divididas entre los activistas prodemocracia cubanos. Muchos creen que ha ayudado al Partido Comunista a mantener el poder culpando de sus propios fallos a sanciones externas.

Pero pocos cubanos fuera del partido gobernante argumentarían que la terrible escasez del país es realmente el resultado de un embargo que, desde 2000, ha eximido alimentos y medicinas.

Pérez Alfonso indicó que la declaración del NDP fue una decepción para los cubano-canadienses. “Condenan el bloqueo y no dicen nada de la represión que está sufriendo la gente en Cuba en estos días”, añadió.

El Bloc Quebecois tampoco ha condenado la represión cubana, aunque ha pedido vociferantemente el fin de las sanciones. Los Verdes, absortos en sus propios problemas internos, no han emitido una declaración al respecto.

Pérez Alfonso dice que los cubano-canadienses continuarán presionando a todos los partidos para que adopten una posición clara a favor del retorno a la democracia en Cuba, un país que celebró sus últimas elecciones libres en 1948. “Esperamos al menos contar con el apoyo del segundo partido en Canadá, la oposición oficial “.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here