Inicio Actualidad La Princesa de Gales reaparece después del diagnóstico de cáncer

La Princesa de Gales reaparece después del diagnóstico de cáncer

19
0
Kate Middleton Princesa de Gales

El cumpleaños del Rey Carlos III, marcó la primera aparición pública de la Princesa de Gales Kate Middleton desde su diagnóstico de cáncer a principios de este año. Aunque se ha mencionado que esta aparición no es un retorno formal a sus actividades.

El evento anual también fue una muestra de estabilidad por parte de la monarquía después de meses en los que tanto el rey como Kate, esposa del heredero al trono, el Príncipe William, han estado apartados debido al tratamiento contra el cáncer.

En una muestra simbólica de unidad, Carlos, la Reina Camila, William, Kate y sus hijos se unieron a otros miembros de la familia real en el balcón del Palacio de Buckingham al final del Desfile de Cumpleaños del Rey. La familia saludó a la multitud reunida mientras observaban el sobrevuelo de aviones militares para culminar las ceremonias que marcan el cumpleaños oficial del monarca.

Fue la primera vez que Kate apareció en público desde diciembre. Ella reveló en marzo que estaba recibiendo quimioterapia para una forma no especificada de cáncer. «Estoy progresando bien, pero como cualquiera que esté pasando por quimioterapia sabe, hay días buenos y días malos», dijo Kate.

Grandes multitudes se reúnen cada junio para ver el desfile de cumpleaños, también conocido como Trooping the Colour, que comienza con una procesión que incluye caballos, músicos y cientos de soldados en uniforme ceremonial desde el Palacio de Buckingham.

La primera vista pública de la princesa de 42 años fue cuando viajó en un carruaje tirado por caballos desde el palacio por la gran avenida conocida como The Mall con sus hijos George, de 10 años, Charlotte, de nueve, y Louis, de seis. Los espectadores aplaudieron cuando vislumbraron a Kate, vestida con un vestido blanco de la diseñadora Jenny Packham y un sombrero de ala ancha de Philip Treacy.

Ella observó la ceremonia con los niños desde la ventana de un edificio con vista al Horse Guards Parade, un terreno de desfile ceremonial en el centro de Londres. Louis bostezó ampliamente en un momento de los procedimientos, pero en su mayoría observó atentamente.

El Príncipe William, en uniforme de gala militar, montó a caballo para la ceremonia, en la que las tropas desfilan frente al rey con su bandera regimental, o «color». El despliegue de marcha precisa y música marcial se remonta a los días en que la bandera de un regimiento era un punto de reunión esencial en la niebla de la batalla.

Carlos, quien también está siendo tratado por una forma no divulgada de cáncer, viajó en un carruaje con la Reina Camila, en lugar de a caballo como lo hizo el año pasado. El rey inspeccionó las tropas desde un estrado en el terreno de desfile, saludando mientras los regimientos de élite de los Guardias a Pie desfilaban frente a él.

Cinco regimientos se turnan para desfilar su color, y este año le tocó a una compañía de los Guardias Irlandeses, de los cuales Kate es coronel honoraria. Las tropas con túnicas escarlatas y sombreros de piel de oso fueron dirigidas al terreno de desfile por su mascota, un lebrel irlandés llamado Seamus.

Carlos, de 75 años, reveló su cáncer en febrero y recientemente ha retomado gradualmente sus deberes públicos. Asistió a las conmemoraciones la semana pasada por el 80 aniversario del Día D, la invasión aliada de Europa ocupada por los nazis el 6 de junio de 1944.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here