Inicio Canada Cómo un nombre mal escrito en un tiquete arruinó el viaje de...

Cómo un nombre mal escrito en un tiquete arruinó el viaje de una familia peruana

72
0
Cómo un nombre mal escrito en un tiquete arruinó el viaje de una familia peruana
Cómo un nombre mal escrito en un tiquete arruinó el viaje de una familia peruana.

Desde esperar toda la noche en una oficina de pasaportes, hasta perder su vuelo, las cosas han sido una pesadilla para una familia de Woodstock, Ontario.

Ludwing Perea-Melendez y su familia habían planeado recientemente un viaje a Perú para visitar a sus padres por unas semanas.

“Realmente necesitamos ir a mi tierra natal en Sudamérica, porque mi papá se está desvaneciendo rápidamente y me gustaría que él conozca a todos mis hijos”, confesó.

No sabía que una letra de más en su reserva de vuelo arruinaría todo su viaje.

Mientras se registraba en el Aeropuerto Internacional Pearson de Toronto, Perea-Melendez sostuvo que la máquina les decía que había un error con su reserva de vuelo.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London .

“Mostró una ‘d’ extra en el apellido y fue entonces cuando pensé, ‘Oh, esto va a ser un problema’”, explicó.

Dado que había comprado los tiquetes de su familia a través de un sitio web externo, WestJet y el operador del sitio web no pudieron corregir el nombre en el sistema a tiempo para su vuelo.

En un correo electrónico enviado a los medios, un portavoz de WestJet declaró que «WestJet no puede modificar ningún tiquete de un tercero comprado a través de un agente de viajes o una agencia de reservas como Expedia».

“El sitio web de terceros me dijo que no podían cambiarlo a menos que fuera 24 horas antes del viaje”, agregó Perea-Melendez.

Su familia ahora ha perdido $6.000 porque tuvieron que cancelar su viaje y reservar nuevos tiquetes de avión.

Si bien admite la falta de ortografía, el padre de cinco hijos desearía que hubiera una manera más fácil para que el aeropuerto solucionara el problema en ese momento, a fin de evitar molestias.

“Llega un punto en el que ves que el problema es tan grande que tienes que decir que sabes que no hay nada que podamos hacer, mejor sonríamos y sigamos con nuestras vidas”, añadió.

El mes pasado, él y su familia acamparon durante la noche en una oficina de pasaportes de London, con la esperanza de ser el primero en la fila. Una semana antes, él y su esposa ya habían pasado siete horas esperando, solo para ser rechazados a solo unos pasos de la puerta de la oficina de pasaportes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here