Inicio Canada A una mujer de Ottawa se le negó la muerte asistida por...

A una mujer de Ottawa se le negó la muerte asistida por un médico

72
0
A una mujer de Ottawa se le negó la muerte asistida por un médico
Ophelia Brown, de 22 años, padece un trastorno poco común llamado síndrome de dolor regional complejo. Ella buscó una muerte asistida por un médico, pero fue rechazada.

OTTAWA, ONT – Un drama vive Ophelia Brown y su familia quienes tras meses de lucha, por lograr acceder a la Asistencia Médica Para Morir (MAID), esta fue negada.

Es una decisión que la mujer de Ottawa de 22 años y su familia nunca pensaron que tendrían que tomar.

“Ha sido terrible verla perder la capacidad de hacer las cosas que ama y perder su futuro”, confesó su madre Sheila Craig.

Después de más de una década de dolor severo, luchando contra una enfermedad rara llamada Síndrome de Dolor Regional Complejo, Ophelia Brown y sus padres, Sheila Craig e Ian Brown, decidieron solicitar una muerte médicamente asistida.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London .

“Simplemente ya no hay nada por lo que valga la pena vivir; es solo dolor y todo lo que puedo ver delante de mí es que el dolor empeora. La mejor forma en que puedo describirlo es que no era el momento hasta que llegó el momento”, declaró Ophelia.

El Síndrome de Dolor Regional Complejo es una condición que causa un dolor excesivo y prolongado que es mucho mayor de lo normal. En casos crónicos y severos, el dolor puede ser incapacitante.

“Cuando habló de terminar con su vida, por muy terrible que sea escuchar eso como padre, lo entendimos totalmente”, aseveró Craig.

A partir de marzo del 2021, ha habido cambios en la ley de muerte asistida médicamente.

Ya no se requiere que los pacientes tengan una muerte natural previsible; una condición que empeorará con el tiempo.

Ese cambio permitió que Ophelia se postulara, pero se le negó y le dijeron que su caso era demasiado complejo.

“Ningún médico está dispuesto a tocar su caso; ningún médico está dispuesto a evaluarla realmente. Ha sido devastador para todos nosotros”, aseveró Craig.

El Hospital de Ottawa se encarga de las solicitudes locales de muerte asistida. En un comunicado, afirmaron que los médicos “tienen el derecho a elegir si participar o no en una base de caso por caso”.

“El curso de hacer evaluaciones MAID es un proceso muy complicado y complejo. No siempre encontrará médicos que estén de acuerdo y, a veces, los médicos no estarán de acuerdo con los pacientes ”, agregó la Dra. Chantal Perrot, médica de MAID y miembro de la junta de Dying with Dignity.

Durante los últimos cinco meses, la familia de Ophelia ha luchado para que ella tenga acceso a una muerte asistida por un médico, pero la han rechazado continuamente.

El tiempo no está de su lado. La condición de dolor crónico de Ofelia está empeorando.

“En los cinco meses que he pasado luchando por mi derecho a una muerte digna, mi enfermedad se ha propagado de formas que no podría haber predicho”, indicó Ophelia. “Mi cuerpo se ha cerrado, y el costo emocional que este proceso ha tenido en mí y en mi familia es inconmensurable”.

Entonces, Ofelia y su familia han elegido un camino cada vez más difícil.

Se le ha retirado una sonda de alimentación y Ofelia ahora solo recibirá cuidados paliativos.

“Ophelia estaba bastante angustiada porque no está muriendo con dignidad de la misma manera que lo hubiera hecho con MAID, en términos de mantener la calidad de vida hasta el final”, explicó Brown. “Habrá más sufrimiento”.

Ofelia y su familia pasarán el tiempo restante que tengan juntos con la esperanza de crear recuerdos duraderos y cumplir sus últimos deseos, pero no es el final que esperaban; en realidad será peor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here