lunes, diciembre 6, 2021
Inicio Mundo Tres muertos mientras la tormenta tropical Elsa atraviesa el Caribe

Tres muertos mientras la tormenta tropical Elsa atraviesa el Caribe

23
0
Tres muertos mientras la tormenta tropical Elsa atraviesa el Caribe, apunta a Cuba
Tres muertos mientras la tormenta tropical Elsa atraviesa el Caribe, apunta a Cuba.

La tormenta tropical Elsa azotó las costas sur de Haití y República Dominicana el sábado, derribando árboles y volcando techos mientras atravesaba el Caribe, matando al menos a tres personas.

La tormenta se centró a unas 175 millas (280 kilómetros) al este-sureste de Montego Bay, Jamaica, y giraba hacia el oeste-noroeste a 17 mph (28 kph). Tenía vientos máximos sostenidos de 100 kph (65 mph) cuando la tormenta tropical, que había sido un huracán de categoría 1 el sábado temprano, se debilitó en su aproximación a La Española y Cuba, según el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

Se pronosticaba que la tormenta golpearía a Cuba a continuación en un camino que la llevaría a Florida, y algunos modelos mostraban que giraría hacia el Golfo o hacia la costa atlántica. Una alerta de tormenta tropical estaba en efecto para los Cayos de Florida desde Craig Key hacia el oeste hasta Dry Tortugas.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London .

Elsa impulsó al gobernador Ron DeSantis a declarar el estado de emergencia en 15 condados de Florida, incluido el condado de Miami-Dade, donde el edificio de condominios de gran altura se derrumbó la semana pasada.

Se informó una muerte en Santa Lucía, según la Agencia Caribeña para el Manejo de Emergencias por Desastres. Mientras tanto, un niño de 15 años y una mujer de 75 años murieron el sábado en hechos separados en República Dominicana luego de que los muros se derrumbaran sobre ellos, según un comunicado del Centro de Operaciones de Emergencia.

Las muertes se producen un día después de que Elsa causara daños generalizados en varias islas del este del Caribe como huracán de categoría 1, el primero de la temporada atlántica. Entre los más afectados estuvo Barbados, donde más de 1.100 personas informaron casas dañadas, incluidas 62 que colapsaron por completo cuando el gobierno prometió encontrar y financiar viviendas temporales para evitar agrupar a las personas en refugios en medio de la pandemia.

Decenas de árboles y líneas eléctricas yacían esparcidas por Barbados, donde varias escuelas y edificios gubernamentales resultaron dañados y cientos de clientes seguían sin electricidad el sábado, según las autoridades.

“Este es un huracán que nos ha golpeado por primera vez en 66 años”, indicó el sábado la primera ministra Mia Mottley. “No hay duda de que esto es urgente”.

Barbados suspendió las clases hasta el miércoles y esperaba reabrir su aeropuerto internacional el domingo.

También se informó de árboles caídos en Haití, donde las autoridades utilizaron las redes sociales para alertar a las personas sobre la tormenta y les instaron a evacuar si vivían cerca del agua o en las laderas de las montañas.

“Todo el país está amenazado”, afirmó la Agencia de Protección Civil en un comunicado. “Haz todo lo posible por escapar antes de que sea demasiado tarde”.

Haití es especialmente vulnerable a inundaciones y deslizamientos de tierra debido a la erosión y la deforestación generalizadas. Además, un aumento reciente en la violencia de las pandillas ha obligado a miles de personas a huir de sus hogares, por lo que la agencia de protección civil se está quedando sin artículos básicos, incluidos alimentos y agua, aseveró el director Jerry Chandler.

“Han pasado tres semanas que hemos estado apoyando a las familias que huyen de la violencia de las pandillas”, agregó. “Estamos trabajando para renovar nuestras existencias, pero el mayor problema es la logística”.

Además manifestó que los funcionarios todavía están tratando de averiguar cómo entregar suministros a la región sur de Haití, que se preparó para el impacto de Elsa.

A medida que se acercaba la tormenta, la gente seguía comprando comida y agua.

“Me estoy protegiendo lo mejor que puedo. La protección civil no va a hacer eso por mí”, dijo Darlene Jean-Pierre, de 35 años, mientras compraba seis jarras de agua junto con verduras y frutas. “Tengo otras preocupaciones sobre la calle … tengo que preocuparme por las peleas de pandillas. Además de esto, tenemos un huracán”.

Una advertencia de tormenta tropical estaba vigente para Jamaica y desde la capital haitiana de Puerto Príncipe hasta la frontera sur con la República Dominicana. Se emitió una alerta de huracán para las provincias cubanas de Camagüey, Granma, Guantánamo, Holguín, Las Tunas y Santiago de Cuba. Algunas de esas provincias han informado una gran cantidad de infecciones por COVID-19, lo que genera preocupaciones de que la tormenta pueda obligar a grandes grupos de personas a buscar refugio juntas.

“Anticipar es la palabra clave”, añadió el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, y agregó que los esfuerzos de vacunación continuarán. “Cuidemos vidas y propiedades”.

En la vecina República Dominicana, que comparte la isla La Española con Haití, las autoridades abrieron más de 2.400 refugios cuando los meteorólogos advirtieron sobre las fuertes lluvias.

Algunos estaban preocupados por el estado de sus hogares, y muchos vivían bajo techos de cartón ondulado.

Mientras tanto, las autoridades informaron el sábado que al menos 43 viviendas y tres comisarías de policía sufrieron daños en San Vicente y las Granadinas, que también sufrieron erupciones volcánicas masivas que comenzaron en abril.

“Esperamos que este número aumente a medida que sigan llegando informes”, afirmó el primer ministro Ralph Gonsalves. “Tenemos algunos daños, pero podría haber sido mucho peor”.

En Santa Lucía, el viento dañó una escuela secundaria, golpeó pupitres, volcó sillas y envió papeles por los aires después de volar el techo y el revestimiento.

Elsa fue el primer huracán de la temporada atlántica y la quinta tormenta más antigua registrada. Elsa también rompió el récord como el huracán más rápido del trópico, con una velocidad de 31 mph el sábado por la mañana, según Brian McNoldy, investigador de huracanes de la Universidad de Miami.

Se pronostica que caiga de 10 a 20 centímetros (4 a 8 pulgadas) de lluvia con un total máximo de 38 centímetros (15 pulgadas) en partes del sur de La Española y Jamaica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here