Inicio Canada Mujer indígena, que perdió a un bebé, alega negligencia y racismo en...

Mujer indígena, que perdió a un bebé, alega negligencia y racismo en los hospitales de BC

25
0
Mujer indígena, que perdió a un bebé, alega negligencia y racismo en los hospitales de BC
Sarah Morrison dijo que se le negó la atención adecuada en dos hospitales de BC y se le negó un viaje en ambulancia, lo que obligó a su padre a llevarla 45 minutos a otro hospital.

Una mujer indígena en el norte de BC está contando su dolor luego de, según ella, sentirse maltratada en dos hospitales durante el trabajo de parto, lo que condujo a la muerte de su hija.

En una entrevista, Sarah Morrison de Haisla Nation dijo que se le negó la atención adecuada en dos hospitales de BC y también el viaje en ambulancia, lo que obligó a su padre a llevarla 45 minutos a otro hospital.

“Creo que si todas las vidas tuvieran el mismo valor, esto no habría sucedido”, declaró Morrison.

“El asistente de la ambulancia preguntó si podíamos pagar, a lo que le respondí: ‘No me importa cuánto sea, lo pagaré’.

Coral-Lee Edith Cheryl Luft nació muerta el 27 de enero. La causa de su muerte no se ha hecho pública.

“No harían nada para ayudar a mi bebé”, aseguró Morrison. “No la monitorearon”.

Canal de television de magazine Latino en YouTube
Canal de televisión de Magazine Latino en YouTube

A principios de este mes, Morrison y su esposo, Ronald Luft, presentaron una demanda por negligencia en la Corte Suprema de BC alegando que la autoridad de Salud del Norte, varios médicos y los dos hospitales con los que trataba, el Hospital General de Kitimat y el Hospital Mills Memorial, usaban estereotipos raciales y no brindaron atención de emergencia a Morrison y su bebé.

Las acusaciones no han sido probadas en los tribunales. En un comunicado, Northern Health no se pronunció sobre la demanda, aparte de señalar que está revisando el asunto y presentará una declaración de defensa antes de la fecha límite.

La autoridad de salud agregó que más de 4.700 empleados han completado la Capacitación en Seguridad Cultural de San’yas hasta el mes pasado, además de otros programas de capacitación y tutoría brindados por Salud Indígena del Norte.

Según la declaración de reclamación, no hubo “intentos significativos” de ayudar a Morrison o su bebé en peligro. También afirma que el personal escribió erróneamente en su expediente médico que estaba deprimida y que sus padres eran alcohólicos.

Los líderes indígenas de BC exigen una investigación independiente sobre lo que le sucedió a Morrison y su bebé.

“Hubo tantos pasos en el camino que estuvieron cargados de racismo”, manifestó Leslie Varley, directora ejecutiva de la Asociación de Centros de Amistad Aborígenes de BC. “¿Dónde estaban los apoyos para esta joven?”

En un comunicado, un portavoz de la oficina del ministro federal de servicios indígenas, Marc Miller, calificó el incidente como un “recordatorio perturbador” de cómo el sistema de salud canadiense falla a los pueblos indígenas.

En noviembre, una revisión independiente del racismo anti-indígena en el sistema de salud de BC encontró “cientos de ejemplos de prejuicio y racismo” y señaló que el 84% de los indígenas encuestados reportaron alguna forma de discriminación en la atención médica. 

“El problema que tenemos en BC es que lo hemos nombrado, lo hemos identificado y lo hemos abierto”, sostuvo Mary Ellen Turpel-Lafond, investigadora principal de la revisión. 

Turpel-Lafond añadió que las mujeres indígenas, particularmente cuando están embarazadas, se encuentran en una mayor desventaja.

A principios de este mes, Miller prometió una nueva legislación para combatir el racismo en el sistema de salud, que trabajaría con los líderes indígenas para desarrollar “pasos concretos” para combatir el problema.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here