Inicio Latinoamerica Los giros en el caso Saab, a un año de su llegada...

Los giros en el caso Saab, a un año de su llegada a EE. UU.

28
0
Los giros en el caso Saab, a un año de su llegada a EE. UU.
A lo largo del último año el proceso ha pasado por varias etapas. Una corte de apelaciones estadounidense rechazó el argumento de la inmunidad diplomática del barranquillero.

Se cumple un año desde que el empresario barranquillero Alex Saab fue extraditado desde Cabo Verde a Estados Unidos y a lo largo de este tiempo varios acontecimientos han ocurrido en torno a este caso tan sonado que compromete los intereses de varios políticos de la región.

Desde la detención del señalado testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro –en junio de 2020 a raíz de una orden de captura internacional pedida por la justicia estadounidense– las autoridades del vecino país han dicho decir que el empresario estaba de tránsito en calidad de enviado diplomático.

El recurso busca demostrar que Saab gozaba de inmunidad diplomática al momento de su captura, pero esta semana la revelación de un pasaporte con el que se busca comprobar ducha inmunidad generó una fuerte polémica, pues aseguran que el número del documento no es el mismo que tenía el empresario cuando fue detenido en Cabo Verde, un error que complicaría el proceso del señalado.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London.

La defensa del empresario de 50 años presentó un documento que termina en el número 8063 para su moción, pero este no coincide con el que aparece específicamente en la carta que el entonces canciller venezolano, Jorge Arreaza, presentó el 13 de junio de 2020 al ministro de Exteriores de Cabo Verde para solicitar la liberación de Saab.

“Tengo a bien escribirle en referencia al ciudadano venezolano Alex Nain Saab Morán, nacido el 21 de diciembre de 1971 y titular del pasaporte de la República Bolivariana de Venezuela número 146601956”, señaló la carta en su momento.

De acuerdo con el periodista venezolano Roberto Deniz, quien ha seguido de cerca el caso, señaló en su cuenta de Twitter que la defensa de Saab “presentaron decenas de documentos” con la intención de demostrar la supuesta condición de “diplomático” del empresario, pero lejos de ese escenario lo que hicieron fue dejar “más dudas y contradicciones” en el caso.

“Otra carta de Interpol Venezuela, también del día después de la detención, refiere el mismo número de pasaporte citado por Jorge Arreaza. Interpol tampoco mencionó que se tratara de un ‘pasaporte diplomático’”, aseguró Deniz.

El periodista afirma que comprobó que “el pasaporte mencionado por Arreaza era un “pasaporte ordinario” y fue el que tenía Saab al momento de la detención junto a uno de Colombia”, es decir, que la situación refiere la interrogante: “¿Cuántos pasaportes tenía, en realidad, Alex Saab?”.

Un juicio enredado y atrasado

Hasta ahora el proceso contra Saab está centrado en dilucidar si, como alega la defensa, ejercía en Venezuela un cargo con inmunidad diplomática, lo cual, si fuera aceptado por el tribunal que encabeza el juez Robert N. Scola le podría librar del juicio.

En mayo pasado, una corte de apelaciones de EE. UU. rechazó un recurso con el argumento de la inmunidad presentado por Saab y remitió el caso al tribunal de primera instancia en Miami.

Según la acusación, entre 2011 y por lo menos 2015, Saab y su socio Álvaro Pulido, que está prófugo, conspiraron con otros para lavar las ganancias de una red de corrupción sustentada en sobornos dirigidos a obtener contratos para realizar proyectos públicos y fraudes al sistema de control de cambio de divisas en Venezuela.

Saab y Pulido están acusados de transferir desde Venezuela, a través de EE. UU., aproximadamente 350 millones de dólares a cuentas que poseían o controlaban en otros países, de acuerdo con la Fiscalía.

El empresario se declaró “no culpable” en noviembre de 2021 y se enfrenta a una condena de unos 20 años.

El 28 de febrero pasado el presidente Maduro dijo en una intervención virtual ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que el juicio de Saab en EE. UU. “está plagado de graves vicios y aberrantes distorsiones”.

El “secuestro” de Saab fue la causa con la que el Gobierno venezolano adujo para suspender en octubre del pasado año el diálogo que sostenía en México con la oposición.

Un intercambio

En mayo, el Gobierno del presidente Joe Biden anunció el retiro de algunas sanciones económicas contra Venezuela, para permitir que la petrolera Chevron negociará con la estatal venezolana PDVSA, pero este paso se daba sin mayores cambios en las políticas respecto a Venezuela.

El 1 de octubre la justicia de EE. UU. liberó a dos sobrinos de la esposa de Maduro, Cilia Flores, que habían sido condenados a 18 años de prisión por narcotráfico, pero algunos opositores dijeron que Saab era realmente a quien Maduro quería de vuelta en casa.

Sin embargo, no hay certeza si este punto ha sido negociado entre ambas naciones, pues solo han corrido rumores, lo sí cierto es que el gobierno venezolano se ha mantenido firme en la posibilidad de jugarse esa carta en todos los procesos y escenarios en los ha tenido la oportunidad de participar.

#FreeAlexSaab

“863 días de secuestro” con ese conteo, la página web que lleva el mismo nombre de la etiqueta ha documentado el proceso del empresario a través de un Movimiento que tiene entre sus filas comunicadores, periodistas, abogados, sociólogos, estudiantes y, por su puesto, familiares del barranquillero y miembros del gobierno de Nicolás Maduro.

La página señala que Saab está “secuestrado por los Estados Unidos” valiéndose de “su poder injerencista en otros países como Cabo Verde”. Refiere el movimiento que el empresario es usado “como elemento clave del ‘Lawfare’ contra Venezuela posterior a las medidas coercitivas unilaterales, mal llamadas sanciones”.

El sitio web da algunos detalles que se desconocían de la vida como empresario de Saab, pues señala que “fue un joven trabajador, políglota con amplias capacidades comerciales” que desde muy temprana edad “ya generaba más de 20 mil empleos directos e indirectos en 100 almacenes de ropa exportando a más de 10 países”.

“Alex Saab comienza su vida en Venezuela en el año 2000 exportando ropa de moda. De manera paralela se iba desarrollando en el ramo de la construcción de viviendas sociales. Las labores de Alex Saab en materia de construcción en Venezuela se desarrollaron en campos muy diversos e importantes para el desarrollo social del país”, señala la biografía del empresario.

El barranquillero está casado con “la profesional de la literatura” Camilla Fabri y además es padre de 5 hijos, precisamente su esposa es la cara visible de este movimiento, pues desde Caracas ha liderado varias manifestaciones pidiendo la libertad de Saab. Estas se han extendido a varias ciudades del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here