Inicio Latinoamerica Colombia “Duele y mortifica que hubieran negado falsos positivos y ahora los acepten”

“Duele y mortifica que hubieran negado falsos positivos y ahora los acepten”

54
0
“Duele y mortifica que hubieran negado falsos positivos y ahora los acepten”
El exmandatario afirmó que los casos ocurridos en su gobierno “mancharon la Seguridad de Democrática”.

Durante la audiencia de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el coliseo municipal ‘Destrezas Dabeibanas’, ubicado en municipio de Dabeiba, en Antioquia, 8 altos mandos militares retirados reconocieron el asesinato y desaparición de 49 campesinos, que pasaron a sumar la larga lista de ‘falsos positivos’ entre 2002 y 2006.

Esta es la primera vez que 2 coroneles, 2 mayores, 3 sargentos y un soldado asumieron el asesinato de campesinos, quienes fueron presentados como guerrilleros muertos en combate.

Ante ello, el expresidente Álvaro Uribe se pronunció enviando un mensaje de indignación ante el engaño de los militares que “mancharon la Seguridad de Democrática”.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London.

“Duele y mortifica que hubieran negado falsos positivos, les creímos, y ahora los aceptan; incluso la Fundación de Herbin Hoyos, qepd, defendió un caso de Dabeiba, anterior a mi Gobierno. Y apoyamos esa defensa”, expresó Uribe a través de Twitter, un día después de la audiencia.

Asimismo, el exmandatario afirmó que esos hechos son un delito grave.

“Los cometidos durante mi Gobierno mancharon la Seguridad Democrática que bastante sirvió al país. Cualquiera de estos delitos es grave sin que importe el número ni los casos de falsas acusaciones”, dijo.

Finalmente, expresó una profunda “afectación” debido al cariño que siempre a vociferado a los miembros de las Fuerzas Militares colombianas.

 “Mi afectación es mayor por mi inmenso cariño a los soldados y policías de Colombia”, puntualizó.

Durante la audiencia adelantada de Dabeiba, los exmilitares relataron, ante los familiares de las víctimas como perpetraron los macros crímenes.

«Hoy estoy aquí para decir la verdad», sentenció el excoronel Edie Pinzón Turcios, quien confesó que su modus operandi consistía en «asesinar personas vulnerables, estigmatizadas y señaladas de guerrilleros» en Dabeiba. «Destrocé una familia, dejé una esposa sin su esposo, dejé unas hijas sin su padre, dejé unos padres sin su hijo, impedí que un hombre trabajador continuara cultivando su tierra y haciendo de ella un mejor lugar», lamentó Pinzón.

El excoronel apuntó a «muchos factores» que los llevaron a incurrir en estas ejecuciones, uno de ellos la alianza con las extintas paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Los mal llamados «falsos positivos» fueron ejecuciones de civiles por parte de miembros del Ejército que luego eran presentados como guerrilleros muertos en combate para recibir recompensas o beneficios.

Según la JEP, al menos 6.402 jóvenes inocentes fueron engañados con promesas de falsos trabajos y ejecutados por miembros del Ejército para mejorar las estadísticas de lucha contra la guerrilla y recibir recompensas a cambio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here