Inicio Deportes Brasil goleó en un amistoso marcado por la lucha antirracista

Brasil goleó en un amistoso marcado por la lucha antirracista

29
0
Brasil goleó en un amistoso marcado por la lucha antirracista
Joelinton, Rodrygo Goes, Éder Militao y Vinicius Júnior anotaron los tantos del triunfo 4-1 sobre Guinea, en juego disputado en España.

Vestida de negro por primera vez en su historia, la selección brasileña goleó este sábado a Guinea por 4-1 en un amistoso jugado en España en el que el protagonista fue la lucha antirracista en apoyo al madridista Vinicius Júnior, que marcó de penalti.

Joelinton, Rodrygo Goes y Éder Militao certificaron una victoria de la Canarinha cargada de gestos contra el racismo en el fútbol, en la que Vinicius Júnior cerró la goleada desde el punto de penalti en el RCDE Stadium de Cornellà-El Prat.

Serhou Guirassy marcó de cabeza para Guinea en este partido que superó las fronteras del fútbol. Brasil se lo tomó como un acto de protesta tras los insultos racistas que ha venido recibiendo Vinicius en varios estadios españoles a lo largo de la temporada.

El triste episodio de Mestalla generó un revuelo internacional a partir del cual la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) puso en marcha la campaña «con racismo no hay partido».

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London.

Y la primera gran acción ha sido vestir de negro a la pentacampeona del mundo por primera vez en sus 109 años de historia durante la primera mitad del encuentro. En la segunda vistió la tradicional camiseta amarilla.

Aunque antes de que la pelota empezara a rodar hubo una nueva denuncia por parte de Felipe Silveira, amigo y asesor de Vinicius y quien acusó a un guardia de seguridad del RCDE Stadium de un grave ataque racista contra su persona.

Silveira aseguró al portal ‘ge’ que al pasar por los tornos del estadio lo revisó un guardia que, de repente, se sacó un plátano del bolsillo y le espetó: “Manos arriba, esta es mi pistola para ti”.

Ya en el terreno de juego, los jugadores de Brasil y Guinea se arrodillaron antes del pitido inicial para mostrar su rechazo a esta lacra.

El partido empezó algo tibio, quizá por todo el sesgo social que rodeaba a la cita.

Al equipo dirigido por Ramon Menezes, que sigue de interino, mientras la CBF busca a una seleccionador de renombre, le bastó pisar un poco el acelerador para descoser al combinado africano.

El primer tanto tuvo su origen en una falta lateral lanzada por Rodrygo que remató casi sin querer Casemiro. Ibrahim Koné salvó bajó los palos, pero el rechace le cayó a Joelinton, que no perdonó. Debut perfecto del centrocampista del Newcastle.

El segundo llegó casi en la secuencia en una mala salida de Guinea que pescó Rodrygo. El extremo del Real Madrid se internó en el área y finalizó a placer por el palo del guardameta.

Con dos golpes en un abrir y cerrar de ojos, la pentacampeona del mundo se vio tan superior que bajó de revoluciones.

Lo que no esperaba es que Serhou Guirassy se elevase como un gigante sobre Marquinhos y Ayrton Lucas y cabeceara con poderío un centro aparentemente inofensivo de Issiaga Sylla antes del intervalo.

El tanto del 9 le dio alas al cuadro de Kaba Diawara, que se marchó al descanso con la sensación de que había espacio para la remontada.

Poco le duró su optimismo, pues nada más empezar la segunda etapa Militao culminó de cabeza una jugada de estrategia que pasó por las botas de Paquetá.

Solo faltaba el tanto de Vinicius Júnior. El exjugador del Flamengo lo intentó, buscó el penalti de todas las formas y lo encontró en los últimos minutos al transformar una pena máxima provocada por Malcom.

Goleada del Scratch contra el racismo. Ahora a pensar en Senegal, contra la que jugará otro amistoso el próximo martes en Lisboa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here