Inicio Secciones 15 minutos con... Alejandra Salazar, Enfermera especializada en tratamientos de rellenos y líneas de expresión

Alejandra Salazar, Enfermera especializada en tratamientos de rellenos y líneas de expresión

139
0
Alejandra Salazar, Enfermera especializada en tratamientos de rellenos y líneas de expresión
Alejandra Salazar, Enfermera especializada en tratamientos de rellenos y líneas de expresión

Para esta edición compartir 15 minutos con la enfermera especializada en tratamientos de rellenos y líneas de expresión, Alejandra Salazar, joven emprendedora colombiana, que recientemente abrió en London sus servicios de tratamiento de cosmetología con énfasis en inyecciones antiarrugas, relleno de ácido hialurónico y mucho más.

¿Para nuestros lectores quién es Alejandra Salazar y hace cuanto está en Canadá?

Alejandra es una soñadora despierta que llegó a Canadá hace 9 años con ganas de comerse el mundo. Una mujer aventurera, apasionada, sensible, vulnerable, independiente, dispuesta siempre a ayudar, a ser amable, con un buen sentido del humor y trabajadora incansable.

Yo estaba estudiando enfermería en la Universidad del Quindío en Colombia, pero cuando surgió la posibilidad de viajar a Canadá no lo dudé ni un instante. Aquí pude estudiar enfermería de nuevo. Este país me ha abierto puertas inimaginables y me siento muy afortunada de estar aquí, y de haber vivido tantas experiencias a lo largo de estos 9 años que me han ayudado a llegar a ser la mujer que soy hoy en día.

 ¿Como ha sido ese camino para alcanzar tus metas en este país?

Han sido 9 años de lucha constante, pero cada esfuerzo y sacrificio ha valido la pena. Los primeros tres años fueron muy duros tratando de empezar de cero y trabajando en lo que surgiera. Nunca le decía no a ninguna oportunidad. ¿Hubo muchas noches en que yo ponía la cabeza en la almohada y me sentía tan agotada mental y físicamente, y pensaba, hasta cuándo me tocará luchar tanto? pero luego me di cuenta de que la vida se trata de eso, la vida es una lucha constante. El presente que vivimos es ese futuro que tanto nos preocupaba y atormentaba en el pasado. Lo único que tenemos es el presente. Hay que vivir un día a la vez, enfocarse en los proyectos y sueños, ponerle toda la fe, la energía, cuerpo y alma en ello que Diosito se encarga del resto.

En una conversación previa me comentaste que trabajaste 5 años como enfermera en Canadá, ¿qué te motivó a dejar la enfermería y convertirte en especializada en tratamientos de rellenos y líneas de expresión?

Yo no he dejado la enfermería. Lo que pasa es que por 5 años estuve trabajando en el área asistencial en diferentes hospitales en Ottawa y en London. Yo viví por 8 años en Ottawa hasta que decidí venirme a London por motivos personales. Antes de mudarme de Ottawa me sentía muy insatisfecha con el estilo de vida que llevaba a causa de los horarios de trabajo. Me sentía siempre cansada, desmotivada, estancada, sumergida en la monotonía (que por cierto es mi peor enemiga), en un punto de comodidad donde no veía como más podía crecer profesionalmente. Ahí fue donde surgió la oportunidad de venirme a London y como lo dije anteriormente, la personalidad tan espontánea y aventurera que me caracteriza no me dejo decirle que no a esa nueva puerta que se abrió. Sentí que era la decisión correcta. Así fue como llegué a trabajar a un hospital aquí en London, pero la decepción fue peor. Me encontré con la dura realidad de lo que es la enfermería asistencial y en una institución tan grande como a la que llegué a trabajar donde solo eres un número y no le importas a nadie. Trate de mantener una actitud positiva y agradecida, trataba de pensar en las dificultades que atraviesan mis colegas en Colombia con situaciones verdaderamente precarias y me sentía agradecida de poder ejercer la enfermería en un país donde no tengo que guardar los guantes en mi bolsillo para reusarlos como pasa en Colombia, porque allí sí que se trabaja con las uñas y en situaciones verdaderamente precarias. Debido a que a pesar del cambio de ciudad no me sentía satisfecha, sino que incluso me sentía peor en este nuevo trabajo, decidí empezar a buscar otro trabajo y así fue que terminé trabajando con una médica dermatóloga muy reconocida en la ciudad de London.

Trabajaba full time en el hospital y en los días libres trabajaba en la clínica dermatológica. Empecé a aprender mucho de esta médica dermatóloga y me matriculé al curso de inyecciones para botox y rellenos de ácido hialurónico. Ya en agosto de este año (2021) después de haber vivido esta pesadilla de pandemia en el hospital por dos años sin parar y sin poder reclamar ni siquiera tres días de vacaciones decidí dejarlo todo y dedicarme por completo a mi trabajo con la clínica dermatológica. A mí la pandemia me cambió la vida para bien.

En octubre abrí mi propio espacio donde atiendo a mis propios pacientes cuando no estoy en la clínica dermatológica. Déjame decirte que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. Estoy viviendo un sueño hecho realidad. Este sentimiento de estar trabajando por lo mío, esta sensación de felicidad plena al estar disfrutando de mi libertad mientras me dedico a lo que amo es inexplicable.

Tengo que decir que no ha sido fácil. Nadie ve todo el trabajo, preparación, sacrificio mental, financiero y emocional que conlleva empezar tu propio negocio. Pero yo tengo fe en que vale la pena y este es solo el comienzo de mi camino al éxito.

¿Háblanos un poco de los tratamientos que usted ofrece en su clínica de cosmetología The Skin Project Canada?

Mis servicios contienen la aplicación del botox y el ácido hialurónico.

La aplicación del botox y del ácido hialurónico es un tratamiento cosmético que se debe realizar por un trabajador de la salud, ya sea un enfermero, médico o dentista. Las dos sustancias se aplican por medio de inyecciones que son mínimamente invasivas y no requieren cirugía.

El botox solo funciona para esas arrugas causadas por el movimiento del músculo. Las áreas más comunes donde se inyecta son la frente, el entrecejo y las patas de gallina alrededor de los ojos. El botox no funciona para esas líneas causadas por la pérdida de volumen como por ejemplo en las mejillas, quijada o cuello. El efecto del botox no es permanente. Se requiere repetir el tratamiento cada 3-4 meses. 

Los rellenos de ácido hialurónico son diseñados también para tratar los diferentes signos de envejecimiento. Pueden ayudar a darle volumen a los labios, a rellenar esas zonas donde hay pérdida de volumen y a rellenar o suavizar las arrugas especialmente en la parte baja de la cara. 

Es importante que la gente sepa que son procedimientos muy delicados que no se deben realizar por una persona que no tenga la formación y las respectivas licencias que se requieren. Yo trabajo bajo la supervisión de una directora médica que está disponible “on call” en caso de preguntas o emergencias y siempre realiza la primera consulta conmigo para asegurarse que no hay contraindicaciones para la persona recibir el tratamiento.

¿En qué se diferencia un tratamiento antiarrugas con Botox a uno con ácido hialurónico??

El botox es una toxina purificada que bloquea las señales nerviosas al músculo que se inyecta. Cuando esto pasa ese mismo músculo se paraliza o congela. Al hacer esto te ayuda a minimizar las líneas y arrugas causadas por la expresión facial. 

Los rellenos de ácido hialurónico en cambio, te devuelven el volumen en áreas que se han desgastado por la edad. Las áreas más comunes para poner el ácido hialurónico son las mejillas, el mentón, los labios y alrededor de los labios.

¿El tratamiento anti arrugas es para cualquier edad o hay un tipo de tratamiento para diferentes edades?

La mayoría de la gente tiene el concepto de que el botox solo te lo puedes aplicar si ya pasaste los 40, pero no es así, en realidad el botox se puede utilizar como un tratamiento preventivo para evitar que esas líneas de expresión con el paso del tiempo se vuelvan más profundas y difícil de tratar.

¿Qué tan costoso resulta realizarse este tipo de tratamientos de cosmetología?

El precio varía de persona a persona. Cada persona que viene a verme tiene unas metas estéticas y expectativas diferentes. Siempre que una persona me hace esta pregunta yo inmediatamente la (lo) invito a que venga a verme. De esa manera puedo escuchar atentamente qué es exactamente lo que quiere mejorar, y qué tan rápido lo quiere lograr para así poder darle un precio estimado.

¿Como dice el dicho, la belleza cuesta, pero acaso no nos merecemos consentirnos a nosotros mismos y hacer lo que sea necesario para sentirnos bien y cómodos en nuestra propia piel? ¿Para qué trabajamos tanto si no podemos pagarnos a nosotros mismos primero y darnos un cariñito de vez en cuando? Es cuestión de programarte y mentalizarte que cada cuatro meses vas a invertir en un tratamiento de botox para mejorar la apariencia de la piel, ya que a largo plazo te va a ahorrar mucho dinero cuando tengas que empezar a buscar otras alternativas más costosas e invasivas porque no te enfocarse en prevenir. El ácido hialurónico se recomienda una vez al año para esas áreas donde quieras reponer un poco de volumen. Entonces como ya lo dije, es cuestión de programarte, planearlo y ahorrar. ¡¡¡Por el mes de noviembre y diciembre estoy manejando unos precios de introducción así que a aprovechar pues!!! 

¿Qué le recomienda usted a las personas que están leyendo este artículo para mantener una piel sana y saludable?

PREVENCIÓN. Es más fácil y costo efectivo prevenir que reparar. Además, después de un año trabajando como enfermera dermatóloga me he concientizado mucho de lo importante que es cuidar de nuestra piel. Es el órgano más grande de nuestro cuerpo. No te imaginas el cáncer de piel que a diario nos toca remover en la clínica donde trabajo. Es aterrador. Utilicen mucho bloqueador solar, protéjanse del sol, empiecen a usar el botox preventivo en pequeñas cantidades por lo menos desde los 25. Su piel lo agradecerá luego. Y no le tengan miedo al botox, todo mundo se lo hace, ¡¡¡¡pero nadie habla de ello por miedo al qué dirán jajaja!!!  Existe un tabú muy grande en nuestra cultura latina, en cambio aquí en Canadá no, es algo super común y muy normal. Incorporen a su rutina de cuidado de la piel una vitamina C, una crema hidratante y un retinol. Sean constantes. 

¿Alejandra, Dónde se ve en 5 años?

En cinco años voy a ser una de las latinas más reconocidas en el campo de la estética en Ontario, y porque no, en todo Canadá. Voy a tener un equipo de mujeres valientes y empoderadas luchando y trabajando juntas por nuestros sueños.

Por último, ¿qué mensaje les deja a las latinas emprendedoras como usted?

Que el límite es el cielo. Que se crean el cuento, que crean en ustedes mismas, porque si no creen en ustedes mismas nadie más lo hará. ¡¡¡¡¡¡Que si alguien les dice que no pueden y que no son capaces conviertan eso en el motor para lograr sus sueños y demostrar que SI!!!!!!

Muchas gracias por este espacio tan valioso. Bendiciones para todos.

Usted puede seguir a Alejandra en the.skin.project.canada

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here