Inicio Mundo Europa Toyota cerró definitivamente su planta en Rusia

Toyota cerró definitivamente su planta en Rusia

11
0
Toyota cerró definitivamente su planta en Rusia
La empresa japonesa tomó la decisión luego de que sus ventas en se bajaran un 69%.

El fabricante de vehículos Toyota Motor ha decidido poner fin a la producción en su fábrica rusa de San Petersburgo, que llevaba más de medio año suspendida por los problemas de suministro y las sanciones por la guerra en Ucrania.

La empresa, líder mundial del motor por ventas, suspendió las operaciones de su única planta en Rusia el pasado 4 de marzo por la interrupción del suministro de materiales y componentes clave, pero mantenía contratada a su fuerza laboral en el país para labores de mantenimiento, de cara a un posible reinicio de la producción.

«Sin embargo, después de seis meses, no hemos sido capaces de reanudar las actividades normales y no vemos indicios de que vayamos a poder en el futuro», explicó la empresa en un comunicado publicado esta madrugada.

La mejor compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London
La compañía líder en la instalación de aires acondicionados y calefacción de London.

Toyota aseguró que la decisión «no se ha tomado a la ligera» y dijo que ahora necesitan revisar y reestructurar sus operaciones en Moscú «con el objetivo de mantener una organización efectiva y seguir ofreciendo apoyo a la red de venta para seguir dando servicio a los clientes de Toyota y Lexus existentes en Rusia».

Toyota no sólo suspendió en marzo la producción de vehículos en Rusia, también las importaciones al país, lo que repercutió en otras de sus actividades en el territorio como las ventas, a las que ha decidido también poner fin, aunque seguirá ofreciendo por ahora reparaciones para sus vehículos ya en circulación en el territorio.

El fabricante japonés añadió que ayudará a los empleados que se quedarán sin trabajo en la federación a reubicarse en otros puestos o encontrar nuevos empleos, así como en su recapacitación y bienestar, incluida asistencia financiera.

Toyota liquidará su unidad local en Rusia, en lugar de venderla, según dijo el director de Comunicaciones de la empresa, Jun Nagata, en un encuentro con periodistas al que tuvo acceso el diario Nikkei.

Toyota es el primer fabricante de vehículos japonés que anuncia su salida de Rusia.

Además de la fábrica de San Petersburgo, la firma nipona cuenta con 168 puntos de venta y servicio en aquel país.

La planta tenía capacidad para producir 100.000 vehículos anualmente y allí se manufacturaban los modelos Rav4 y Camry, principalmente para el mercado interno ruso.

Toyota, que tiene la mayor cuota de mercado en Rusia entre las empresas niponas del sector, comenzó a producir vehículos en ese país en 2007 y el año pasado alcanzó los 80.000 vehículos, mientras que sus ventas de vehículos en Rusia ascendieron a 110.000 unidades.

Mazda negocia el cese de su producción en Rusia

El fabricante de vehículos Mazda Motor está negociado con su socio en Rusia el cese de su producción en el país ante las dificultades de reanudarla por los problemas de suministro ocasionados por la guerra en Ucrania, informaron hoy medios locales.

Mazda tiene una planta de ensamblaje operada junto a la empresa local Sollers en la ciudad rusa de Vladivostok, cuyas operaciones suspendió en marzo junto al envío de componentes.

Tras suspender la producción por los problemas de suministro a raíz de las sanciones impuestas a Rusia por su invasión de Ucrania, la firma japonesa estaría ahora considerando una salida total del país, al menos en lo que a producción respecta, según filtraciones al periódico Nikkei publicadas este domingo.

Por el momento la empresa no habría tomado ninguna decisión sobre los servicios de venta y mantenimiento de vehículos.

Las instalaciones, inauguradas en 2012, producen modelos como el CX-5 para consumo en el mercado automovilístico ruso.

En 2021 se produjeron allí 29.000 vehículos, según datos del portal especializado MarkLines recogidos por el citado diario.

La empresa mantendrá, no obstante, los servicios de mantenimiento para los clientes ya existentes en el territorio, según especificó.

Además de Toyota y Mazda, el fabricante japonés Nissan Motor también tiene presencia en la federación rusa y también suspendió su producción a raíz del conflicto bélico.

En su caso, la empresa automotriz nipona decidió recientemente extender hasta finales de diciembre la suspensión de las operaciones de su fábrica en la ciudad de San Petersburgo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here